Agricultura ecológica en el siglo XXI

     El pasado día tres de febrero apareció un artículo en la prestigiosa revista Nature , titulado “Agricultura Ecológica en el Siglo XXI”, se trata de una revisión de cientos de artículos científicos a cargo de un equipo dirigido por el profesor John Reganold, de la Universidad del Estado de Washington.

En este artículo se valoran diferentes aspectos de la agricultura ecológica comparada con la agricultura tradicional.

El siguiente diagrama representa el resumen de la revisión realizada.

 

Reganold-and-Wachter-Fig4-e1454430137363

(Fuente: http://cahnrs.wsu.edu/news-release/2016/02/03/organic-agriculture-is-key-to-feeding-the-world-sustainably/)

Según este artículo, la agricultura ecológica:

– Mejora la calidad del suelo, reduce su erosión. Recordemos que los valles del Tigris y el Éufrates, cuna de la agricultura, son actualmente un saladar, por las malas prácticas agrícolas. Otro ejemplo similar es la extensa meseta del Loes en China.

– Requiere menos energía, pues los fertilizanes químicos son grandes consumidores de energía, no solo en las extracciones minerales, sino también en la síntesis de amonia.

– Mayor biodiversidad. Por una parte se usan variedades más resistentes. Por otra parte, hay un respeto hacia la fauna y flora del entorno.

– Se reduce la contaminación del agua. Principalmente por nitratos. La mayor proporción de materia orgánica ayuda a retener el nitrógeno y otros minerales. Además, no hay exceso de nutrientes.

– Mayor aprovechamiento de las cosechas, por ejemplo, las frutas pequeñas siguen teniendo valor comercial.

– Más empleo.

– Reduce la exposición de los trabajadores a pesticidas.

– Minimiza los residuos de pesticidas.

 

     En este sentido la Generalitat Valenciana ha presentado el Pla de la Producció Ecològica Valenciana. En este plan se invertirán 23 millones de euros a lo largo de la legislatura.
     Actualmente un 6% de la superficie agraria valenciana está destinada a agricultura ecológica; con este plan se pretende alcanzar el 20%
     Este plan tiene como líneas básicas el fomento del consumo de producción ecológica, la producción, la transformación y comercialización, la investigación, innovación, formación y divulgación de conocimientos, así como la certificación de la misma.
Anuncios